Beneficios y ventajas.Recomendaciones para comprar inmuebles usados

  • 4 meses ago
Recomendaciones para comprar inmuebles usados

¿Estás evaluando la posibilidad de comprar inmuebles usados?

En este artículo te damos 6 consejos clave para que tu inversión valga la pena y no corras riesgos.

Introducción

Después de trabajar duro durante muchos años, te merecés la posibilidad de comprar una casa y armar tu propio hogar, en la ubicación que vos quieras y como vos lo quieras. 

Una casa que satisfaga las necesidades y demandas de una persona puede ser nueva o usada. 

La casa usada tiene beneficios claros, como una mejor ubicación en distritos escolares establecidos y barrios antiguos, suelen ser más baratas que las nuevas y siempre se les pueden hacer refacciones para que luzcan más modernas.

Aunque es cierto que las casas nuevas tienen muchas ventajas también (podés ver nuestro artículo Recomendaciones para Comprar un Inmueble Nuevo a Estrenar).

Seguí leyendo y enterate cómo hacer una buena inversión comprando un inmueble usado.

#1. Hacer una buena inspección

Es importante analizar el estado del bien. Tal y como te recomendamos en el artículo ¿Qué hacer antes de comprar una propiedad?

Debés ir a ver la propiedad junto con un arquitecto o ingeniero para que revise la propiedad y vea en qué estado de conservación se encuentra.

Con ello también hay que constatar el funcionamiento de los servicios: agua, gas, luz, etc.

Todo esto te permitirá mudarte con la seguridad de que la casa se encuentra en condiciones de ser habitada y que no tendrás problemas en el corto plazo.

#2. Analizar la escritura y planos

Verificar que los planos coincidan con lo construido y lo presentado en el organismo estatal que corresponda.

Además, tenés que investigar si el inmueble está embargado, hipotecado, en sucesión o con alguna restricción legal. 

También, hay que confirmar si el vendedor es único propietario o hay algún impedimento legal para su venta.

Por último, debés pedir el reglamento de propiedad horizontal, en el caso de los departamentos, para conocer posibles restricciones que puedan alcanzarte o no gustarte.

#3. Contemplar la ubicación

La ubicación del inmueble es un factor que influye en el valor de la propiedad y la plusvalía que generará. 

Analizá si alrededor de la propiedad hay escuelas, estaciones de subte o colectivo, centros comerciales, parques, supermercados, bancos u hospitales y cualquier otro elemento determinante para confirmar que es una buena inversión.

#4. Consultar los gastos mensuales

Es importante que consultes el precio de los servicios públicos de agua, gas y luz en el inmueble, ya que no en todas las zonas sale lo mismo.

También tenés que tener en cuenta otros gastos, como de expensas o estacionamiento, si se trata de un departamento.

Por último, te recomendamos consultar si próximamente se realizará algún arreglo en el edificio, que requiera que el propietario pague.  

De esta manera te adelantarás a los gastos y podrás analizar mejor tu situación económica.

#5. Hablar con los vecinos

Por lo general, los vecinos saben algo del inmueble que estás queriendo comprar. 

Si este se encuentra sometido a un régimen de propiedad horizontal, verificar las actas de las últimas asambleas.

Allí, por ejemplo, figurará si el vecino de al lado es el problemático, cuáles son los problemas de la copropiedad y los arreglos que se hayan hecho en el conjunto.

Todo ello es extremadamente útil a la hora de tomar una decisión.

#6. Visitar el lugar varias veces

Es importante ir a visitar el inmueble varias veces, durante el día y la noche, y en distintos días de la semana.

De esta manera se puede ver cuán luminoso es el inmueble, si el barrio es seguro, si hay mucho tráfico o si se encuentra afectado por acontecimientos políticos o deportivos.

Resumen

 #1. Hacer una buena inspección

Es importante que un profesional haga una inspección profunda del inmueble. 

#2. Analizar escritura y planos

Revisar que la escritura y los planos coincidan con lo presentado en la municipalidad. 

#3. Contemplar ubicación

Esto influye en el valor de la propiedad, con lo cual hay que tener en cuenta este punto a la hora de invertir en un inmueble.

#4. Consultar gastos mensuales

Hablar con el propietario (o vecinos) para que te cuente o muestre los gastos de la vivienda, de esta forma no tendrás sorpresas.

#5. Hablar con los vecinos

Siempre es bueno hablar con los vecinos para que te cuenten acerca del edificio, del barrio o de la casa que querés comprar. 

Es información que no figura en ninguna parte y es muy valiosa.

#6. Visitar el lugar varias veces

Esto sirve para poder conocer más a fondo el barrio y sus movimientos.

Conclusión

Ahora que conocés qué debés tener en cuenta a la hora de comprar una vivienda usada, podés iniciar tu búsqueda más informado o informada. 

¡Atención a estos seis consejos!

Compare listings

Compare